Curanilahue busca reponerse de las lluvias, las que palían el déficit en zona centro sur

Casi 200 mm cayeron en esta ciudad el viernes. 736 casas anegadas y tres mil damnificados -un 10% de la población- es el saldo en la comuna de Arauco.

(El Mercurio) A Olga Sanhueza se la hubiera llevado el río Plegarias, que cruza parte de Curanilahue, una comuna de la provincia de Arauco, si es que no se agarraba de la cuerda que un vecino amarró a un árbol cuando vio la magnitud de la crecida.

“Alguien amarró un cordel, y nos afirmamos ahí para cruzar al cerro. De otro modo no se hubiera podido, yo iba con el agua hasta el cogote”, dice la mujer, una de los 3.000 damnificados que dejó en esta comuna el temporal del viernes, cuando cayeron 189 milímetros de lluvia en apenas 24 horas. Olga se salvó. Pero su casa, no. El agua estropeó sus muebles, electrodomésticos, la ropa y las camas. También se llevó la leña y herramientas que su marido, Juan Reyes, guardaba en un cobertizo.

Según información entregada por la Gobernación de Arauco, 736 viviendas de Curanilahue quedaron en la misma situación, así que ayer se pudo ver a cientos de personas con palas y escobillones moviendo incontables carretilladas con barro. Solo Juan Reyes dice que movió más de treinta. En esta tarea colaboraron efectivos del Ejército y la Armada: decenas de ellos sacaron el limo (sedimento) que se acumuló en las calles de la ciudad, sobre todo en los barrios más bajos.

Además de viviendas, la crecida anegó varios locales comerciales, como el de Juvenal Ortiz, que asegura que sus pérdidas llegan a $200 millones. “El agua me echó a perder trece máquinas de refrigeración que tengo. Entre eso y la mercadería, perdí millones”, afirma el comerciante.

La limpieza es hoy una de las principales preocupaciones en la ciudad. La otra es la humedad de las casas afectadas, y el impacto que esto podría tener en la salud de los habitantes de Curanilahue. “He notado mucho más movimiento en la farmacia. La gente se está aperando de remedios para la fiebre, para la tos. Saben lo que viene”, dice Claudio Bautista, dueño de una farmacia en la comuna. El Servicio de Salud de Arauco, en tanto, se prepara para un aumento de las consultas. Las autoridades saben que tienen una ventana estrecha para trabajar: el pronóstico de la Dirección de Meteorología dice que habrá otro frente el miércoles. Los que viven al lado del río se organizaban ayer en cuadrillas para hacer guardia en sus casas. También, y aún sabiendo las consecuencias, echaban carretillas de barro, basura y escombros de vuelta al cauce que el viernes se desbordó. “No hay dónde más. No puedo dejar esas cosas acá en casa, tengo que secarla”, explica Jairo Tolosa, uno de los damnificados.

La Araucanía

Una persona fallecida, identificada como Galvarino Bravo Tapia (65), dejó el frente en La Araucanía. La víctima, que vivía a un costado del desbordado estero Botrolhue -en la localidad de Labranza, en Temuco-, habría fallecido a consecuencia de una asfixia por inmersión. La Onemi informó de otros tres muertos: uno en la RM y dos en el Maule.

En Angol, la lluvia provocó cortes de calles y anegamientos en la zona de Villarrica y Pucón y cerca de 30 mil personas estuvieron sin servicio eléctrico. En la cordillera, las nevazones se iniciaron la noche del viernes, registrándose en Lonquimay 10 centímetros en los sectores bajos, manteniendo además los pasos fronterizos Icalma y Pino Hachado cerrados, por limpieza en el territorio argentino.

En la región se evalúa modificar la alerta amarilla (manteniendo la roja para Temuco), luego que desde la Dirección Meteorológica se anunciara el cese de las intensas lluvias, para dar paso a bajas temperaturas, las que podrían traer de vuelta a La Araucanía chubascos de agua nieve.

Hasta el sábado, 60 familias están damnificadas en la región, 40 personas se mantienen en albergues y 282 casas presentan daños de diversa consideración.

En Valparaíso, el problema fue la luz

En restablecer el suministro de energía eléctrica a 7 mil hogares de las comunas de Petorca, Santo Domingo, Puchuncaví, Hijuelas, Quillota, La Calera, Valparaíso y Juan Fernández se centraron ayer los trabajos posteriores al paso del frente por la V Región, según la evaluación realizada ayer por el director regional de la Onemi, Guillermo de la Maza, y el gobernador de Valparaíso, Jorge Dib.
El viento fue el factor más complejo, que causó voladuras de techos que dañaron seriamente tres viviendas en el poblado de Juan Bautista, en la isla de Robinson Crusoe. El paso Los Libertadores se mantiene cerrado, por acumulación de nieve.

RM con superávit tras una de las mayores lluvias de la década

Al bajar la intensidad de las lluvias en la capital, desde Meteorología informaron ayer que solo la estación de Quinta Normal marcaba 62,8 milímetros tras este sistema frontal, lo que revirtió el déficit de la RM que se registraba hasta el viernes.
Respecto de la emergencia, Onemi informó un total de 17 personas damnificadas, una persona fallecida y 4 viviendas con daños de consideración en Santiago.

Los problemas con el suministro eléctrico persistieron. Al cierre de esta edición, y según el último reporte de Enel, aún se mantenían 7.386 clientes con corte del servicio y las comunas más afectadas eran Providencia, Quinta Normal y Maipú.

“Trabajamos para reponer el servicio”, manifestaba la empresa a través de Twitter, ante cientos de reclamos de clientes.
Para asegurar su funcionamiento, los hospitales de San José de Maipo, Peñaflor y Curacaví operaban con equipos de respaldo eléctrico autónomos.

En tanto, el servicio de metrotrén Alameda-Nos funcionó entre San Bernardo y Estación Central sin detención en la estación Lo Blanco, debido a la inundación que sufrió la noche del viernes, por el desborde del canal Santa Marta. Se espera habilitarla mañana, con un servicio de cobro móvil por los daños en torniquetes.

Meteorología indicó que el sistema frontal ya pasó y que se espera para hoy una masa de aire polar con temperaturas muy bajas para la madrugada (-1 °C), y cielos despejados por la tarde (15 °C).

Finalmente, desde la Intendencia decretaron la Alerta Ambiental número 16 del año para hoy, por las malas condiciones de ventilación, lo que prohíbe circular a autos sin sello verde con sus patentes terminadas en los dígitos 3 y 4.

Temas Asociados