El aporte de la innovación y la economía circular al desarrollo sustentable

Especialistas abordaron la importancia de contar con políticas que propicien mejores prácticas ambientales, resaltando el rol de la tecnología.

Dialogar en torno a la forma como el desarrollo innovativo está apoyando el crecimiento sustentable fue uno de los objetivos del encuentro realizado en la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), en el contexto de la convocatoria a postular a la 11ª versión del Premio Nacional de Innovación Avonni, en la categoría Medio Ambiente.

Isidora Undurraga, directora ejecutiva de Fundación Foroinnovación, inició la actividad, definiéndola como una instancia que “nos convoca a hablar sobre innovación en el medio ambiente”. La profesional resaltó que se busca reconocer a los que están innovando, haciendo hincapié en que “tenemos que creernos el cuento”.

A continuación, Matías Rivera, fundador de Jump Chile y presidente de la Fundación Reforestemos, ganador Avonni 2014, comentó que la innovación es una necesidad para seguir desarrollándonos, indicando que a veces los procesos sustentables son más caros, ante lo cual se necesita la intervención del Estado, que impulse al desarrollo de mejores prácticas.

Revista LIGNUM consultó al emprendedor respecto a las razones que impulsaron la formación de la Fundación Reforestemos.


[Iniciativa considera plantar 500 mil árboles en las Regiones de O´Higgins y el Maule]

Por su parte, Claudia Pabon, experta en temas medioambientales, reutilización de aguas y tratamiento de residuos, expuso sobre el proceso de creación del EcoParque de Peñalolén, como resultado de una alianza entre diversos actores y una manera de mostrar el desarrollo de la economía circular, con aspectos como el reciclaje y la recirculación hídrica. La académica de la UAI resaltó además que se necesitan políticas que desincentiven la producción de residuos.

Tecnología y reciclaje

La actividad contó con la presencia de Luis Paredes, ganador Avonni 2016 en la categoría Medio Ambiente y doctor en Ciencias Físicas y Matemáticas, quien se refirió a su trayectoria en el ámbito tecnológico y sus avances en torno al desarrollo de un sistema de detección remota de gases, con miras al monitoreo de emisiones, con proyectos en ejecución en Inglaterra y Alemania.

Mientras que Rodrigo Alonso, fundador de Rasse Ralonso y ganador Avonni los años 2010 y 2011, se refirió a la relación entre el diseño y el ambiente, por ejemplo en lo relativo a la disposición de los materiales utilizados y el producto final. El profesional resaltó que se cuestionó respecto a qué hacer para que no tenga una vida corta, contexto en el cual se orientó a investigar la utilización de elementos reciclados.

Temas Asociados