Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Meteorólogos proyectan un año normal en cuanto a precipitaciones en la Región de Coquimbo

Si bien históricamente los inviernos afectados por El Niño —fenómeno que actualmente se está manifestando en la región—, han sido más lluviosos de lo normal, actualmente está en estado “neutro”, pero en un tránsito muy probable hacia un nuevo El Niño dentro de los próximos meses.

(Diario El Día) Después de un 2016 auspicioso en cuanto a lo que lluvias se refiere, dejando en saldo positivo la mayoría de los embalses de la región, las proyecciones de precipitaciones para este año se mantienen normales.

Así lo aseguró Arnaldo Zúñiga, asesor de la Dirección Meteorológica de Chile, quien adelantó que el fenómeno climático El Niño se encuentra en una etapa neutra, lo que significa que no se esperan condiciones extremas de precipitación, como sucedió durante el año pasado.

Se esperan 78,5 milímetros de agua caída

En cuanto a los valores de las lluvias, Zúñiga adelantó que en lo que va del año no se han registrado precipitaciones mayores, por lo tanto el saldo se mantiene en cero, mientras que durante un año normal, a la fecha debieran registrarse 0,2 milímetros de agua caída. Eso sí, aseguró que a fin de año se espera un registro de en 78,5 milímetros sumando los 12 meses.

“Si bien las lluvias en la región debieran comenzar en el mes de mayo y extenderse hasta septiembre principalmente en la zona pre cordillerana, durante este sábado y domingo se esperan precipitaciones en forma de nieve en la cordillera”, dijo Zúñiga a diario El Día.

El Niño podría reactivarse

Por su parte, Luis Muñoz, meteorólogo del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas, Ceaza, señaló que según las condiciones y proyecciones actuales el escenario más probable para este invierno es que ocurran precipitaciones sobre lo normal. Esto tomando en cuenta las proyecciones de El Niño y de otros parámetros meteorológicos que se esperan hacia el invierno, además de los pronósticos de los modelos globales estacionales de precipitación.

“Si bien es cierto que el fenómeno de El Niño actualmente está en estado “neutro”, se encuentra al mismo tiempo en un tránsito muy probable hacia un nuevo El Niño dentro de los próximos meses”, comentó Muñoz.

Esto podría significar, por tanto, más lluvias. Y es que históricamente los inviernos afectados por El Niño han sido más lluviosos de lo normal, pero ese incremento es variable ya que la cantidad y magnitud de los eventos que habrían en la región dependerá no sólo de la temperatura superficial del mar, —que es como se analiza el fenómeno de El Niño—, sino que también de otros fenómenos y parámetros que influyen en las precipitaciones, como el Anticiclón del Pacífico, los anticiclones de bloqueo, las temperatura en las costas de la zona, etc. “Dicho de otra forma, si bien El Niño es el modulador más importante, no es el único. El estado esperado de El Niño y las otras variables se muestran favorables para un invierno más lluvioso que lo normal, pero no necesariamente más que el 2016”, puntualizó el meteorólogo.

Temas Asociados