Ríos europeos cuentan con 10 estaciones chilenas de alerta de crecidas y aluviones

Tecnología exportada a Italia, es la misma que ha estado operando en la Quebrada de Ramón. El país mediterráneo está explorando sus aplicaciones para monitoreo de caudales en generación hidroeléctrica.

(Ingeniería UC) Expertos de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Católica (UC) instalaron diez estaciones chilenas de alerta de crecidas y aluviones en las cuencas de los ríos italianos Serchio y Piave, para medir con precisión el comportamiento de este recurso de generación eléctrica en zonas remotas.

La tecnología exportada al país europeo, surge de un proyecto conjunto con ENDESA Chile y ENEL Italia, luego de la positiva experiencia del sistema de prevención en la Quebrada de Ramón, en la comuna de La Reina de Santiago.

“Los diez dispositivos instalados, a través de un trabajo iniciado en julio pasado, permitirán optimizar la operación de las plantas de generación hidroeléctricas de la zona y mejorar el manejo de los embalses”, destacó Christian Oberli, académico de Ingeniería UC y quien está a cargo del proyecto.

El ingeniero precisó que la información recopilada por los sensores y las redes inalámbricas, al igual que las estaciones en la Quebrada de Ramón, es reportada en línea y en tiempo real a una base de datos, a la que pueden acceder quienes operan las centrales para evaluar y pronosticar crecidas, por ejemplo.

“Nuestro país se caracteriza por importar diferentes tipos de tecnología, pero esta vez es diferente. Estamos aportando un desarrollo chileno al mundo, a partir de nuestra experiencia en desastres de origen natural”, señaló Oberli.

Además del nivel de agua, humedad, temperatura y lluvia, entre otras variables, los dispositivos diseñados en Ingeniería UC están siendo equipados con un sistema de cámaras para capturar imágenes a demanda, lo que ayudaría a identificar eventuales problemas, como la obstrucción de bocatomas remotas.

“En paralelo, estamos integrando sensores de intensidad de la radiación solar y de posición del Sol. En el caso de lugares con nieve, su uso permitiría mejorar las estimaciones de derretimiento y su consiguiente aumento de caudales en una cuenca”, sentenció el ingeniero eléctrico.

En la instalación de los instrumentos dispuestos en ambas cuencas italianas, trabajaron además los ingenieros Santiago Barros y Jean Paul de Villers-Grandchamps.

Tecnología en Quebrada de Ramón

Las estaciones de monitoreo comenzaron a operar hace unos dos años en la Quebrada de Ramón, gracias al apoyo de CONICYT, del Laboratorio de Tecnologías Inalámbricas UC (LatinaUC), de la Asociación Parques Cordillera y de las empresas Coasin y Synopsys Chile.

El sistema ubicado entre 800 y 2700 metros de altura en el sector precordillerano, es inalámbrico y cuenta con pequeñas radios equipadas con sensores de temperatura y humedad, que son fáciles de trasladar e instalar, por sus escasos ocho kilos de peso.

En este proyecto, apoyado también por CIGIDEN, el programa de Ingeniería 2030 de CORFO, el Instituto Nacional de Hidráulica del MOP y ENDESA Chile filial de ENEL, participaron los académicos de Ingeniería UC Miguel Torres, Cristián Escauriaza, Jorge Gironás y Christian Ledezma.

Temas Asociados