Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

SMA ordena detención de funcionamiento de Central de Pasada Carilafquén- Malalcahuello

Tras fiscalizaciones en terreno, se constataron roturas en las tuberías de aducción de aguas de la central, las cuales han afectado a predios de vecinos del proyecto, por lo que se detendrá la operación del funcionamiento de dichas tuberías.

Por un plazo de quince días hábiles, la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) ha ordenado la detención del funcionamiento de las dos bocatomas que permiten la extracción de aguas de los ríos Carilafquén y Malalcahuello, pertenecientes a Central Hidroeléctrica de Pasada Carilafquén-Malalcahuello, de la empresa Empresa Eléctrica Carén S.A. Esta medida, busca evitar un riesgo al medio ambiente y la salud de las personas que se encuentran en las cercanías de la instalación.

Dicha central se ubica en la localidad de Carén Bajo, comuna de Melipeuco, Región de la Araucanía, y genera 29 MW. Luego de reiteradas denuncias de los vecinos del sector, se realizaron fiscalizaciones por parte de Superintendencia de Medio Ambiente en conjunto con la Dirección General de Aguas, constatándose que existían roturas en la tubería de aducción correspondiente a la bocatoma del río Carilafquén, las que se han repetido durante diferentes años, sin informar a la autoridad ambiental, consigna la nota publicada por la SMA.

Adicionalmente, en terreno se constató que existe riesgo de que se produzcan nuevas roturas en la tubería, lo que unido a la presencia de rocas de gran tamaño y sueltas, genera un daño inminente para la vida y salud de las personas.

A partir de estos antecedentes es que la Superintendencia de Medio Ambiente decide detener el funcionamiento de la Central, para lo cual necesita la autorización del Tercer Tribunal Ambiental, la que fue concedida el 31 de agosto pasado. Adicionalmente, se ordena a la empresa la aplicación de medidas de control y seguridad, como la realización de obras para remediar las deficiencias operacionales y de seguridad de las tuberías, como también un sistema de control de taludes y retirar rocas y escombros del proyecto en predios afectados. La medida tiene una duración de 15 días hábiles a partir de la notificación.