Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Instituto de Manejo y Agua del Cusco fue galardonado a nivel nacional

Fue galardonado en la categoría ‘Gestión Ambiental Efectiva’

(Diario Correo) ocupa a nivel nacional el primer lugar en gestión y conservación del medio ambiente. La población recibió con inusitada alegría este nuevo galardón como justo reconocimiento a los profesionales cusqueños que desde hace algún tiempo dedican todo su esfuerzo y conocimientos a la conservación del recurso hídrico en la Región del Cusco.

La siembra y cosecha de agua es un excelente modelo puesto en práctica que hoy es valorado y reconocido a nivel nacional con sorprendentes resultados para miles de hogares.

El Gobierno Regional de Cusco, mediante el Instituto de Manejo de Agua y Medio Ambiente (IMA) al iniciar la gestión, emprendió distintos proyectos relacionados a la cosecha y siembra de agua en diferentes provincias y distritos de la región Cusco, que en un corto tiempo mejoraron las condiciones de vida de miles de pobladores que comenzaron a optimizar el recurso hídrico.

Estas acciones y técnicas para evitar la pérdida de agua, tienen ahora su valoración al haber obtenido el Premio Nacional Buenas Prácticas en Gestión Pública 2017 (BPG), en la categoría “Gestión Ambiental Efectiva” con el Proyecto “Cosechando Agua para Adaptarnos a los Efectos del Cambio Climático”, habiéndose desarrollado la ceremonia de premiación en el Teatro Nacional de Lima, este último lunes.

El premio es otorgado en reconocimiento a la experiencia que la entidad regional ha implantado en Sangarará provincia de Acomayo con la mejora de la retención hídrica de los acuíferos a través de la recuperación de la cobertura vegetal, el tratamiento de los suelos la restauración de las aguas superficiales de lluvias a través del represamiento de la laguna Matarampampa y el fortalecimiento de las capacidades de gestión de las poblaciones y organizaciones para la gestión del recurso hídrico. Como resultado se cuenta con medio millón de metros cúbicos de agua de lluvias retenida con represa construida y 120 hectáreas forestadas y reforestadas en la microcuenca Quillayoc.

El presidente del Gobierno Regional de Cusco Ing. Edwin Licona Licona, precisó que la siembra y cosecha de agua es la mejor forma encontrada para encarar el impacto del cambio climático. “Mientras más proyectos de siembra y cosecha de agua se desarrollen, menos problemas de falta de agua habrá a futuro en la región Cusco” aseveró.

Puntualizó que cada proyecto de cosecha del IMA tiene una capacidad de retener 4 millones de metros cúbicos (m3) a más de agua. Esa cantidad alcanza para irrigar 1509 hectáreas además del consumo humano. “Se usa el agua por las comunidades en la mejora de pastos para el ganado y lo importante es que aquello que se ha perdido en los nevados se recupera”.

Se denomina cosecha de agua a la acción de represar el agua de lluvia y la que baja de los nevados moribundos en lagunas naturales o artificiales. Se construyen presas, reservorios y estanques en partes estratégicas. Incluye igualmente el manejo y cuidado de manantiales y puquiales, y el uso adecuado de pastos.

Mientras que la siembra de agua consiste en retener el agua en sistemas con zanjas de infiltración para aumentar la capacidad de retención del recurso hídrico en el subsuelo. Se hace una zanja en zonas de baja precipitación para acumular agua de lluvia, que permite una mayor infiltración de esta en suelo y proporciona humedad a las plantas.

Temas Asociados