Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Experto holandés: “Escogimos la cuenca del Elqui porque hay mucha información disponible”

El experto Hans Van Duijne, del Deltares Institute valoró los esfuerzos del gobierno en torno a materia hídrica, pero aseguró que en este tipo de estudios, “nunca es suficiente”, y que hay que seguir trabajando en torno a la eficiencia hídrica.

(Diario El Día) La semana pasada, una avanzada de holandeses visitó la región de Coquimbo para realizar una serie de estudios y visitas en terreno para analizar las cuencas y propiciar estudios de uso eficiente del agua. Todo, en el marco del lanzamiento en nuestro país del programa Partners for Water, un ambicioso plan de gobernanza y aplicación de nuevas tecnologías del agua a cargo de empresas holandesas en la región de Coquimbo.

La iniciativa fue adjudicada al instituto de investigación holandés Deltares, que junto a la empresa transnacional de ingeniería Arcadis, también holandesa, están llevando adelante una serie de estudios para, más adelante, lograr la ya anunciada creación de un “Instituto del Agua” para el país, que se enfoque exclusivamente en la eficiencia hídrica.

Con todo, Hans van Duijne, experto holandés del Deltares Institute a cargo de la investigación en Chile, señaló en entrevista con diario El Día que escogieron justamente la cuenca de Elqui para realizar estudios, “ya que hay mucha información disponible. La organización es muy fuerte”, aseguró.

¿De qué trata la iniciativa que Deltares está llevando a cabo?

“Se trata de un estudio de diseño en la región para ver cómo lograr una gestión integrada del agua en la cuenca del Elqui. Ver cuál es la oferta y la demanda de agua en el sector y así tener un mejor balance en su utilización, y saber cómo se deben combinar sistemas naturales propios del medioambiente, con tecnología. En junio pasado se firmó un convenio entre el gobierno holandés y el chileno para aumentar la colaboración en el uso eficiente del recurso hídrico y ahora, estamos llevando adelante una investigación en torno al tema, en la cuenca de Elqui”.

¿Cuál es la propuesta holandesa para enfrentar el cambio climático en Chile?

“Como primera aproximación, estamos estudiando los sistemas de modelación numérico en la cuenca del Elqui y cómo se pueden mejorar. Además, estamos viendo cómo aumentar los estudios que ha se han hecho en Chile. Lo bueno es que ya hay una base y justamente por eso elegimos esta cuenca, porque ya hay bastante información disponible, además de haber una organización bastante fuerte, y que ha hecho un aporte importante para el sector. Aquí están, por ejemplo, las Juntas de Vigilancia de las distintas localidades. Luego de tener los estudios, podemos comenzar a proponer un sistema adecuado para este país en particular”.

“Yo creo que una decisión así, como la de proponer modelos, no se puede tomar sin tener estudios y data previa. Por eso primero se debe tener un sistema de análisis de la zona para saber justamente qué sistema es mejor para aprovechar el agua aquí. Cuáles son los recursos que ya existen y ver cómo mejorar, sin hacer un cambio demasiado fuerte sobre lo que ya existe”.

¿Cree que en Chile el gobierno está llegando tarde a atajar el cambio climático y la sequía que ha conllevado?

“Hay planes impulsados por el gobierno chileno que están muy bien. Ellos han impulsado programas de conocimiento en aguas en el país, han estado observando a las instituciones que tienen que ver con la utilización del recurso hídrico y quieren organizarse mejor. Este es un gran desafío por parte del gobierno chileno, que además quiere implementar un instituto más fuerte y dirigido al estudio del manejo de data en torno al agua. Con esto, se pueden dar pautas para una mejor administración del agua en cada región. Eso sí, siempre falta. Nunca es 100% suficiente el estudio que se pueda hacer en torno a un tema. Pero yo creo que la iniciativa al menos está muy bien”.

Chile tiene una buena porción de mar que puede utilizar justamente para lograr el recurso hídrico necesario, ¿es la desalación una apuesta real para lograrlo?

“Es uno de los tratamientos, pero hay varios más que se pueden implementar. Todo depende de la industria y del uso, porque no todo el mundo requiere de un agua con la misma calidad. El volumen y calidad son dos áreas del agua que cada industria debe definir para buscar el mecanismo que más le acomode para administrar el recurso hídrico. Cada operación, ya sea minera, agrícola o humana, debe tener su propio criterio”.

Y ¿qué tipo de tecnologías destaca en materia de eficiencia hídrica en el mundo?

“Lo primero que hay que tener claro, es que el agua está, el desafío es lograr eficiencia en su uso. Lo segundo es que en el mundo existen varias tecnologías y cada una debe aplicarse de acuerdo a las necesidades que existan en cada lugar. Y si en Chile descubrimos otra necesidad distinta a la de Israel, por ejemplo, diseñaremos una nueva tecnología. No necesariamente debemos copiar las de otros países, porque muchas veces no son la mejor opción. Pero a modo de ejemplo, existe la tecnología de Soltec que busca desalinizar grandes porciones de agua, un método muy interesante que mezcla el viento y molinos para extraer la sal del agua. Es una tecnología patentada y ejecutada por la empresa Soltec”.

¿Cuál es la importancia de crear conciencia en las comunidades en torno al uso de agua?

“Es importante, pero en Chile ya tienen una conciencia creada, al menos en las regiones del norte. Las Juntas de Vigilancia, por ejemplo, están muy conscientes de cuánta agua se necesita en la región y cómo deben administrarla para que dure. Por otro lado, la educación desde la niñez en torno a un uso eficiente del agua es un punto interesante a desarrollar en el país, para contar con toda la cadena”.62-01

CREACIÓN DEL INSTITUTO DEL AGUA VIENE DESPUÉS DE LA INVESTIGACIÓN

Luego de esta asesoría por parte del gobierno holandés en torno al uso eficiente del agua, se debiera comenzar a avanzar en la creación del Instituto del Agua, que busca reunir a todos los entes ligados al recurso hídrico, entre ellos juntas de vigilancia, agricultores, Dirección General de Aguas, centros de estudios como Ceaza y Prommra de la Universidad de la Serena, en una mesa de trabajo para descubrir qué es lo que cada uno de los actores requieren.

“Tenemos un plazo de ocho meses para desarrollar la consultoría, y tras ese proceso, tenemos que postular a fondos para constituir el Instituto. Pero la fecha de creación o el lugar donde va a estar emplazado el Instituto aún es materia de discusión”, puntualizó Cristián Osorio, gerente del Consejo del Regional de Desarrollo Productivo (CRDP).

Temas Asociados