Agricultores sureños en alerta por construcciones de futuras centrales

Les inquieta un fallo de la Corte Suprema, que rebajó en $730 millones el monto de indemnización por una servidumbre. 

(El Mercurio) Crece la preocupación entre los agricultores de la zona sur, cercanos al río Pilmaiquén. La firma noruega Statkraft -que en 2015 adquirió la Empresa Eléctrica Pilmaiquén- cuenta con dos proyectos con resolución de calificación aprobada, para las futuras centrales Osorno y Los Lagos, y una central hidroeléctrica en operación en ese río, llamada Rucatayo.

La inquietud de los agricultores radica en que aún no hay claridad respecto de los predios que serán inundados por las centrales hidroeléctricas. El abogado de cerca de 25 agricultores de la zona que sería afectada, Edmundo Cortés, afirmó que “si bien hay tratativas con Statkraft y entregamos nuestra propuesta, aún no tenemos respuesta oficial de la compañía. Necesitamos ver los términos”.

Otro de los aspectos que inquieta a los agricultores es el monto de indemnización por la servidumbre por un caso puntual que afectó a un empresario agrícola. La Corte Suprema obligó al agricultor Juan Carlos Fuchslocher a devolver a la eléctrica $730 millones, provenientes de compensaciones por $930 millones por servidumbres. De esta manera, revocó las sentencias de primera y segunda instancia.

Fuchslocher pidió a la Corte Suprema una mayor indemnización, pero el tribunal decidió a favor de una rebaja del monto, fijándolo en $200 millones. Consultada, Statkraft manifestó su voluntad de mantener una relación de diálogo con Fuchslocher, “para llegar a un acuerdo satisfactorio”. En tanto, Cortés afirmó que la decisión “es un pésimo precedente, ya que amenaza a los agricultores preocupados del monto de indemnización por servidumbres”.