Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Aguas Andinas reformula su negocio y apuesta por una economía circular

Entre otras acciones, la sanitaria contempla transitar de plantas de tratamiento de aguas servidas a plantas biofactoría.

La empresa sanitaria Aguas Andinas anunció que transformará su modelo negocio, apostando por una economía circular. Lo anterior debido a su latente preocupación latente por los efectos del cambio climático en el país, especialmente en la Región Metropolitana, donde opera su negocio. Así lo demostró en la charla “Agua, Cambio Climático y Reducción de Contaminantes de Vida Corta”, actividad organizada junto al Ministerio de Medio Ambiente, que convocó a distintos actores a discutir sobre estrategias, acciones y metas propuestas de institucionalidades público y privadas.

En este sentido, Guillermo Pickering, presidente de Aguas Andinas señaló que la compañía invierte US$120 millones al año, no solo en reforzar sus redes, sino que en asegurar la continuidad del suministro con el propósito de robustecer el sistema de abastecimiento.

No obstante, enfatizó que “eso no es todo”. “En Aguas Andinas pensamos hacia adelante y proyectamos ser una organización que no contamine y no genere residuos, en pos de una ciudad mejor”, afirmó.

En esa línea, indicó que el plan estratégico de la compañía denominado “Santiago se merece un 7” se plantea el futuro a partir de la tecnología y la innovación como fuentes para abordar este reto. “Somos actores relevantes y queremos hacer una contribución significativa al país con una perspectiva que no sea a largo plazo”, manifestó.

Transformación

Narcís Berberana, gerente general, anunció que la empresa está transformando su modelo negocio desde una perspectiva de economía lineal a una economía circular, estrategia que plantea que los recursos no son inagotables y que los procesos deben actuar sin generar residuos, ni consumir energía.

Paralelamente, se refirió a las tarifas de agua potable como factor clave para la competitividad del país. “La tarifa que tenemos en la Región Metropolitana no tiene subvención del parte del Estado, lo que además de enorgullecernos logra una competitividad enorme para Chile”, precisó.

En relación a los hitos del plan de saneamiento recordó que Santiago dispone de niveles de cobertura de agua potable, de alcantarillado y de tratamiento con estándares de país líder en OCDE. De acuerdo a Berberana, estos resultados se consiguen gracias a la correcta gestión que ha ejecutado la sanitaria.

“Estamos conformes con todo lo que hemos hecho pero no es suficiente. Necesitamos una visión transversal, empujada por un cambio de paradigma”, añadió.

Bajo esa premisa, detalló que pasarán de tener plantas de tratamiento de aguas servidas a plantas biofactoría, donde podrán llevar a la práctica todo lo vinculado al desarrollo de una economía circular.

De ese modo, Aguas Andinas se ha planteado como reto para los próximos años, conseguir cero emisiones en toda su actividad, ser autosuficientes energéticamente e impulsar la re-utilización de las aguas limpias que son devueltas al medio para recargar acuíferos, uso industrial o de riego. “Apostamos por desarrollar el concepto waste to energy, que genera cero residuos transformados todos en energía”.

El gerente puntualizó que actualmente, 580 m3 del agua que devuelven al medio natural tiene la capacidad de ser reutilizada para cualquier ámbito.

Así mismo, que tienen una producción de 45.990.665 kWh anuales generada por motores de cogeneración. Ejemplo de esto es que el 78% de la demanda energética de la planta Trebal- Mapocho es abastecida mediante biogás.
Además, señaló que el 44%de sus biosólidos ya son aprovechados como abono de suelos agrícolas.

Temas Asociados