Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Canalistas ven que reforma al Código de Aguas podría llegar al Tribunal Constitucional

En el gremio preocupa la posibilidad de que existan dos tipos de derechos de aprovechamiento, con diferentes atribuciones. Además, inquieta que en sequía se dé agua a las sanitarias de forma gratuita. 

(El Mercurio) “No me resultaría raro que el proyecto termine en el Tribunal Constitucional … algo que tampoco es deseable, porque hoy tenemos la oportunidad de mejorar nuestra institucionalidad, y sería desilusionante que no se lograra por asuntos meramente ideológicos, y no por razonamientos basados en evidencia y conocimiento técnico”. Con estas palabras, el presidente de la Confederación de Canalistas de Chile, Fernando Peralta, deslizó la posibilidad de que el proyecto que busca modificar el Código de Aguas llegue hasta el Tribunal Constitucional.

Agregó que “cualquier artículo que implique algún tipo de menoscabo al derecho de dominio sobre los derechos de aprovechamiento de aguas es, lisa y llanamente, inconstitucional”.

El Gobierno ingresó el pasado jueves al Senado ciertas indicaciones a la iniciativa que busca modificar la normativa que regula las aguas. Se espera que la Comisión de Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía de la Cámara Alta comience a analizar desde hoy estos cambios, a los que accedió “El Mercurio”.

Cambios introducidos

El líder gremial reconoció que con las indicaciones, el Ejecutivo despejó algunos inconvenientes. Entre ellos, destacó el cambio de la palabra “concesión” por “derecho de aprovechamiento de aguas”; la eliminación del cambio de finalidad del derecho como causal para no prorrogarlo; la supresión de la facultad de la Dirección General de Aguas (DGA) para revisar en cualquier momento las prerrogativas otorgadas y dejarlas sin efecto, y privilegiar los acuerdos de las organizaciones de usuarios de agua en eventos de sequía extrema.

Persisten los temores

Pese a que valoró la buena disposición del Gobierno para ir ajustando las modificaciones al Código de Aguas y manifestó su voluntad de seguir trabajando en forma mancomunada con el Ejecutivo, Peralta sostuvo que no es suficiente. “Hace falta un análisis profundo respecto de la forma en que el nuevo cuerpo legal se hará cargo de los diferentes actores de la sociedad. En esto, las indicaciones están en falta”, dijo el dirigente.

Peralta señaló que uno de los aspectos que generan temor entre los canalistas es la posibilidad de que existan dos tipos de derechos de aprovechamiento de aguas: los ya otorgados, que son de carácter indefinido, y los que se constituirán en el futuro, que serán temporales. “Ello va a llevar a la existencia de derechos tipo A y tipo B, donde los bancos tomarán como garantía solo los tipo A, y con esto frenamos el desarrollo de importantes proyectos”, afirmó.

Añadió que con la mantención de este régimen “se va a generar un sobreprecio artificial de los derechos tipo A, empujándolos al alza y haciéndolos inaccesibles para la gran parte de la población”.

Otro de los aspectos que preocupan al presidente de la Confederación de Canalistas es la posibilidad de que en períodos de sequía se entreguen “gratuitamente aguas a las sanitarias y que para los efectos de la fijación de tarifa, esos aportes tengan costo igual a cero”. Aseguró que “las sanitarias no necesitan este subsidio del Estado, pues tienen los medios para hacerse de derechos de aprovechamiento en el mercado”.

Temas Asociados