Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Regantes de Talca conocieron avances de la reforma al Código de Aguas

En el debate participaron dirigentes de juntas de vigilancia, pequeños agricultores, seremis de Obras Públicas y Agricultura, director general de Aguas y el vicepresidente de la Confederación de Canalistas de Chile.

En el marco, de un conversatorio sobre la reforma al Código de Aguas, el director general de Aguas, Carlos Estévez señaló que la reforma persigue que los especuladores que eluden el pago de patente por no uso o quienes no quieran aprovechar las aguas, sí lo hagan o las devuelvan para que las utilicen quienes lo necesitan; los derechos no caducarán por cambio de usos y sólo quienes no inscriban sus derechos en el Conservador de Bienes Raíces o no construyan las obras de aprovechamiento, podrían ver caducado o extinguido el derecho.

La declaración la sostuvo en presencia de autoridades y regantes de la región del Maule, en un panel de conversación sobre la reforma al Código de Aguas, actividad efectuada en la Facultad de Ingeniería Forestal de la Universidad de Talca. La actividad contó además con la presencia de los seremis de Obras Públicas y Agricultura, Enrique Jiménez y Jorge Céspedes, el director del Centro Tecnológico de Hidrología Ambiental de la Universidad de Talca, Roberto Pizarro, numerosos regantes, agricultores y dirigentes de las juntas de vigilancia. Además, contó con la exposiciones del Director General de Aguas del MOP, Carlos Estévez y el Vicepresidente de la Confederación de Canalistas de Chile (Conca), Santiago Matta.

La autoridad aclaró que la reforma respeta la propiedad del derecho ya otorgado. “Explícitamente, el articulado señala que los derechos hoy vigentes mantendrán sus atributos de uso, goce y disposición. Sin perjuicio de ello, si es necesario hacerlo aún más explícito, así se hará”, resaltó.

Precisó que el caudal ecológico, en el caso de los derechos ya constituidos, solo se aplicará a aquéllos que se encuentren en parques y reservas nacionales, o monumentos naturales, y en el caso de la región del Maule, solo existen dos derechos consuntivos en esta condición, uno en la reserva nacional Altos de Lircay, en la comuna de San Clemente y otro en el Santuario de la Naturaleza Cajón del río Achibueno. Además, la medida aplicará en sitios declarados prioritarios por el Ministerio de Medio Ambiente, cuando los titulares de derechos presenten a la DGA un proyecto de construcción de obras mayores o solicitan trasladar su ejercicio a otro punto del río.

El seremi de Agricultura destacó la presencia de los regantes a quienes llamó a seguir avanzando en acuerdos para regular un recurso fundamental para el desarrollo de la actividad productiva, al tiempo que el seremi del MOP relevó los proyectos de pequeños y medianos embalses donde destaca el embalse Empedrado, actualmente en ejecución con un 30% de avance físico.

Por su parte, el vicepresidente de Conca planteó como preocupación la mantención del derecho de propiedad, ya que “no queda claro con la redacción del artículo primero transitorio, el cual dice que todos los derechos seguirán teniendo uso, goce y disposición en conformidad a la ley, pero qué ley, la que se va a promulgar o con la que fueron otorgados”.

Otros aspectos que inquietan a Conca son el plazo de 18 meses para inscribir los derechos en el Conservador de Bienes Raíces, que consideran breve; una prolongada intervención de la DGA en las organizaciones de usuarios en épocas de extraordinaria sequía, prescindiendo del acuerdo de los usuarios para la redistribución; y la extinción de derechos por no uso, “siendo que en la modificación de 2005 se incorporó el pago de una patente por no uso y se iba multiplicando por dos, y eso a juicio nuestro ha generado resultados”.

No obstante, Matta señaló como aspectos positivos de la reforma la declaración sobre el derecho humano de acceso al agua y la priorización del consumo humano y saneamiento, con especial énfasis en los sistemas sanitarios rurales; la inclusión de los glaciares como bienes nacionales de uso público; el rechazo a la especulación y el acaparamiento; la preocupación por el caudal ecológico en los cursos de agua y por el cuidado del medio ambiente. La mantención de normas transitorias, que permitan la regularización y posterior inscripción de los derechos de aprovechamiento de aguas consuetudinarios y los que provienen del sector reformado.

Temas Asociados