Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Expertos analizaron posibles escenarios ante reforma del Código de Aguas

Vicios de constitucionalidad y la incertidumbre que generaría la iniciativa en la propiedad de los derechos son algunos de los aspectos que denuncian los diversos gremios.   

Analizar las implicancias técnicas y económicas que generaría la reforma al Código de Aguas que actualmente se discute en el Congreso, fue uno de los ejes que orientó el desarrollo del Seminario Hídrico 2016, que se llevó a cabo en Espacio Riesco.

Es así como en el encuentro Patricio Crespo, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), expresó que considera que el proyecto de reforma al Código de Aguas es inconstitucional, porque ninguna ley puede modificar un derecho amparado por la Constitución.

En esa misma línea, Rafael Loyola, director ejecutivo de la Asociación de Pequeñas y Medianas Centrales Hidroeléctricas (Apemec), estimó que se trata de “una pésima reforma”, que va a desincentivar la inversión en materia hídrica, debido a la cantidad de trámites que adiciona en la relación con la Dirección General de Aguas, haciendo además hincapié en la incerteza que generan la concesiones temporales y la caducidad por no uso.

Dicho aspecto también fue abordado por María Cristina Betancour, gerente de Desarrollo de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), quien manifestó que tras dos años de tramitación, no se  cuenta con la certidumbre necesaria para un sector con inversiones a largo plazo, expresando reparos al cambio de modelo que propone el proyecto de reforma al Código de Aguas, el cual incluiría rasgos como incertidumbre y caducidad, y estaría enfocada en administrar la escasez y no en remediarla.

En ese contexto, Felipe Martin, vicepresidente de la Asociación Chilena de Riego y Drenaje (Agryd), advirtió que el tópico del proyecto de reforma que afecta a todas las industrias es la propiedad, considerando que en sectores como la agricultura se va a producir una caída en la inversión, estimando que Chile podría verse afectado en cinco o diez años más.

Discusión política

En el marco del encuentro, el senador Víctor Pérez, resaltó que el debate que se está produciendo en la actualidad no se trata de una discusión técnica, sino que de una política, respecto a la forma como el Estado controlará un recurso como el agua, debilitando el poder de los usuarios y tenedores de los derechos de propiedad.

Por su parte, el diputado Sergio Barahona, manifestó que es necesario hacer una reforma para afrontar problemáticas como la especulación y el acaparamiento, advirtiendo que el proyecto que actualmente se discute implicaría una precarización de los derechos de agua, los que dejarían de ser un activo relevante o un sujeto de garantía en el caso que los agricultores requieran desarrollar inversiones. También señaló que patentes por no uso es la forma adecuada para enfrentar la especulación y el acaparamiento

Vinculado a dicho punto, Álvaro García, presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble y representante de la Multigremial de Emprendedores, expresó que la actual sequía y la reforma al Código de Aguas representan una amenaza el sector, debido a que conlleva un debilitamiento en el desarrollo de proyectos a largo plazo y una disminución de la superficie cultivable.

Mientras que Rodrigo Galilea, vicepresidente de la Cámara Chilena de la Construcción, indicó que considera que el proyecto en discusión nada aporta en seguridad, certeza ni profundidad al mercado del agua, impactando a los diversos sectores económicos y usuarios del agua.

Temas Asociados