Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Estudio de reforma laboral en el Senado (Fuente: Senado.cl)
Estudio de reforma laboral en el Senado (Fuente: Senado.cl)

Nueva Mayoría pide votar reforma laboral en marzo aunque no se logre acuerdo

“Si no se produce un acuerdo, lo lógico es poner en votación la reforma y que cada uno defienda sus puntos de vista”, señaló Patricio Walker.

(El Mercurio) A una semana de que se reanude la actividad legislativa, la discusión sobre un posible acuerdo en torno a la reforma laboral ha adquirido relevancia entre los parlamentarios de la Nueva Mayoría.

El lunes, los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, y del Trabajo, Ximena Rincón, se reunieron para continuar revisando los lineamientos de un posible consenso en el bloque oficialista.

Sin embargo, diversos senadores pertenecientes al conglomerado advirtieron ayer que el escenario es complejo, ante las disímiles posiciones que existen entre senadores de la DC, por una parte, y del PS, por otra.

Esto, sobre todo en las normas relativas a la extensión de beneficios y al fin del reemplazo en huelga. Respecto al último punto, mientras varios democratacristianos han pedido públicamente que el Ejecutivo reponga la indicación sobre las “adecuaciones necesarias” -para que el empleador pueda trasladar de funciones a los trabajadores que no estén en huelga-, desde el socialismo han anunciado su total rechazo ante esa opción.

Por ello es que varios de los senadores buscan que el Gobierno ponga en tabla la iniciativa durante los primeros días de marzo, para que sea sometida a votación, aun cuando el Ejecutivo no logre un acuerdo en el bloque.

“Si no se produce un acuerdo, lo lógico es poner en votación la reforma y que cada uno defienda sus puntos de vista de acuerdo a sus convicciones”, señaló el presidente del Senado, Patricio Walker (DC).

Una postura similar manifestó el presidente de su partido, Jorge Pizarro, quien, apelando al compromiso de despachar la reforma antes de la segunda quincena de marzo, indicó que es necesario votarla cuanto antes. “Si hay acuerdo, fantástico, pero si no hay acuerdo, bueno, se tendrá que votar igual”, dijo.

Estas declaraciones se suman a lo expuesto a principios de mes por la líder del PS, Isabel Allende, quien aseguró que cada uno debe “asumir sus responsabilidades” y votar. Misma postura ha tenido el senador DC Andrés Zaldívar, quien ha expresado que si no hay consenso, se deben dejar “marcadas las diferencias”.

El mensaje de la Presidenta

La reforma laboral ha sido uno de los proyectos más complejos para el Gobierno.

De hecho, las posturas en la Nueva Mayoría han sido tan contrarias en algunos puntos, que desde el propio conglomerado le pidieron a la Presidenta Michelle Bachelet fijar una postura durante el último cónclave realizado en la segunda semana de enero, en Cerro Castillo. La Mandataria se refirió a la iniciativa semanas después, en un mensaje enviado al 30° Congreso del PS, donde expresó que en las próximas semanas se debe aprobar el proyecto “sin que pierda su esencia”.

No obstante, las dudas persisten. “Ya se ha discutido bastante tiempo y los puntos respecto de los cuales no hay acuerdo parecen insalvables. Lo más prudente es que el Gobierno lleve el proyecto a la Sala para votarlo, y que cada uno vea si lo apoya o no”, indicó ayer el senador independiente Pedro Araya, sumándose a la solicitud del resto de los parlamentarios de la Nueva Mayoría.

Así también lo hizo el presidente del MAS, Alejandro Navarro, quien aseguró que “cuando los canales políticos y la búsqueda de acuerdos se traban o definitivamente no logran avances, el camino es la institucionalidad: el proyecto debe votarse”. Mientras, desde el PPD, el senador Felipe Harboe insistió en la necesidad de que el Gobierno tome una definición en la materia, y se sumó a sus pares al advertir la necesidad de “votar pronto y terminar con la incertidumbre”. De la misma manera, su par del PS Fulvio Rossi indicó que “lo óptimo es aprobarla luego, para terminar con la incertidumbre. Hay que generar certezas para aumentar la inversión y el empleo”.

En caso de que la reforma sea sometida a votación en la Sala del Senado, existen dos escenarios probables: que se apruebe en su totalidad -que supondría un acuerdo en el oficialismo-, o que se rechacen algunas indicaciones. En este último caso, el proyecto pasaría a Comisión Mixta.

El Gobierno reanudará las tratativas la próxima semana, para acercar posturas entre la DC y el PS.

 

Temas Asociados